Broad Peak, el ocho mil que presenció el nacimiento del estilo alpino

Retornamos a nuestra sección Los Techos del Mundo, donde repasamos las montañas más altas del planeta. Nos habíamos quedado en el Gasherbrum II; hoy hablamos del Broad Peak, la duodécima montaña más alta del planeta, que ha pasado a la historia por ser testigo en su día del nacimiento de una forma de ascender que cambió para siempre el alpinismo.


El Broad Peak está en la cordillera del Karakórum, en la frontera entre India y Pakistán, y alcanza los 8.047 metros. La tasa de mortalidad del Broad Peak se sitúa en torno al 7%.
El primer ascenso lo realizó una expedición austriaca de tan sólo cuatro integrantes, en 1957. Marcus Schmuck la lideraba, y completaban la expedición Hermann Buhl, Fritz Wintersteller y Kurt Diemberger. La expedición pasó a la historia del alpinismo no sólo por hacer cima en el Broad Peak por primera vez, sino por hacerlo del modo en que después se conocería como estilo alpino: sin porteadores y sin usar oxígeno artificial. Esta forma de ascender es considerada como la más pura de practicar montañismo, y exige un esfuerzo extra muy considerable para el montañero.


En 2006, nuestros montañeros Isabel García y Roberto Rodrigo hicieron cima en el Broad Peak, junto a Roberto Rojo. Precisamente, Isa y Rober son dos defensores del estilo alpino y en su blog hemos encontrado un interesante artículo donde cuentan cómo fue la ascensión al Broad Peak y las penurias que tuvieron que pasar hasta hacer cima (salmonelosis de Rober incluida, que le llevó a estar tres días con fiebres, diarreas y sin poder probar bocado). Puedes leerlo aquí, merece la pena por ser un testimonio de gran valor.