El Nacedero del río Oropesa

La provincia de Burgos es uno de los territorios más indicados para practicar el senderismo. Un bucólico paraje donde tomar contacto con la naturaleza. Cumbres que acarician el cielo. Vientos que abrazan las espigas de trigo. Estepa castellana, noble y bella.
 
En la parte oriental de la provincia burgalesa se extiende la Sierra de la Demanda. A la sombra de sus majestuosas cumbres (muchas de ellas superan los 2000 metros) yace un atrayente paisaje natural, donde nace el río Oropesa.
 
 

 

 

 

 
 

 

 

 

 
Aguas arriba de la villa de Pradoluengo, se encuentra el Nacimiento del río Oropesa, un paraje único, resguardado por hayedos y que desemboca en un profundo y estrecho valle abierto, en pleno corazón de la Sierra de la Demanda .

 

 

 

 
 
La ruta que conduce al Nacedero del río Oropesa, a 1.500 metros de altitud, es un singular sendero, situado en la vertiente norte del cerro de Remendia, donde anida una floreciente vegetación y diversas especies de animales.

 

 

 

 
 

 

 

 

 
Si tomamos como punto de partida la plaza de toros de Pradoluengo (ubicada al final del pueblo), comenzaremos la excursión recorriendo un pequeño trayecto del camino de San Antonio, hasta alcanzar el refugio, lugar bucólico para el deleite del paisaje y en el que se cruzan las aguas del arroyo del Acebal con la corriente del Oropesa.

 

 

 

 
 
A la derecha del refugio nos encontraremos con el río Oropesa, que continúa su camino por el barranco de Pradoluengo. El ascenso al nacedero, señalizado con marcas de colores y postes, deja a la derecha el acceso al collado de Celekua, a 1.353 metros de altura.

 

 

 

 
 
Continuando el curso del río, y bajo la cumbre del cerro de Remendía, pronto llegaremos a un profundo valle resguardado por hayedos, en cuyo interior se encuentra el Nacedero del río Oropesa, un manantial de aguas cristalinas, un oasis de naturaleza que hechiza los sentidos. 

 

 

 

 
 
 
Número Oficial: PRC-BU-59
 
Tiempo estimado: 4 horas
 
Distancia total: 14 kilómetros
 
Grado de dificultad: Media
 
 
Tipo: Sendero de pequeño recorrido
Fotografías del río Oropesa: Carlos Pons