La modalidad que revolucionó el esquí. ¿Conoces el Carving?

Vuelve al blog nuestra sección “¿Conoces el…?” después de que en nuestra última entrada nos quedáramos en el Trail Running. Estos días de frío y nieve que estamos viviendo nos han llevado a recordar el Carving, un deporte de invierno muy particular. ¿Lo conoces?

¿Qué es?
La traducción de carving sería cortando; en nuestro contexto deberíamos entenderlo como el efecto que provocan los esquís al cortar la nieve. Básicamente en eso consiste el carving; en deslizarse sobre la nieve con unos esquís especiales que se conducen mejor y permiten cortar la nieve para poder hacer giros sobre ella. El carving es una modalidad de esquí en la que no suelen utilizarse bastones y donde el deportista adopta posturas más cercanas al esquí de competición (inclinando más el cuerpo y realizando giros más pronunciados). Las sensaciones que se obtienen son muy diferentes a las del esquí convencional, y para aprender a practicarlo debe contarse con la ayuda de un profesor titulado.



El material
Los esquís que se usan para practicar carving son más anchos por delante y por detrás, y más estrechos en la zona central (el patín); esto permite girar sin derrapar, ya que el esquí se apoya más en los extremos. Cuanta más presión se aplique sobre el esquí, más se arquea éste y más se puede girar. En general, las tablas (que no deben sobrepasar la altura del esquiador) son más cortas y manejables que las de esquí convencional.
MUND tiene una media especial de carving pensada para la práctica de este deporte.


Existen diferentes modalidades de carving (race carve, fun carving, easy carve, carving freeride, etc.), adecuadas según el nivel del esquiador. ¿Te animas a probar alguna?

Fotografía de Carving: Ristook