Subiendo un edificio escalera a escalera: ¿Conoces la Carrera Vertical?

Subir escalerassin respiro en un esfuerzo prolongadoque parece no terminar, sprintardesde el inicio para seguir sprintando sin pausa durante cuatro o cinco minutos. Eso es una Carrera Vertical, una de las pruebas más duras y exigentesque hay en el mundo del running. A pesar de la corta duración que tiene esta prueba se trata de una de las modalidades de carreras extremas que más exhaustos deja a los corredores. Nuestra anterior entrega en estasección hablábamos del Kilómetro Vertical, hoy es el turno de la Carrera Verticalen edificios, una prueba extrema que podría considerarse hermana o prima de la anterior pero que tiene muchas diferencias. Veamos cuáles son.

Una prueba explosiva y agónica

La Carrera Verticalen edificios consiste en subir un edificio alto de una ciudad en el menor tiempo posible. Se trata de una prueba de gran exigencia física y mental, donde los atletas son sometidos a un esfuerzo máximo durante pocos minutos. Mientras que en el Kilómetro Vertical el esfuerzo se realiza en un terreno montañoso y suele durar unos 50 minutos, en las Carreras Verticales se condensa el esfuerzo en mucho menos tiempo, obligando al corredor a realizar un trabajo físico muy explosivo, sin un segundo de tregua y donde la concentración mental resulta básica para poder completar la prueba con éxito. Hay que tener en cuenta que en este tipo de carreras se suben cientos de escalones y un solo instante de pérdida de concentración supone perder unos segundos decisivos.



Articulaciones y músculos a tope

En la Carrera Vertical son fundamentales las articulaciones de los deportistas. Una buena elasticidaden rodillas y cadera será imprescindible para que los corredores puedan rendir bien, por lo que los atletas deberán hacer una preparación a concienciapara disputar este tipo de carreras. Los gemelosdel deportista están en continua tensión durante la prueba y un factor que también es muy importante son los giros que hay que hacer en la escalera, que implican encontrarse ágil y flexible para poder realizarlos rápido y bien de forma mecánica.



Resumiendo: el competidor deberá encontrarse en plenitud de facultades para poder responder al reto tan importante que supone subir un edificio de 52 pisos, 180 metros de altura y 900 peldaños, por poner un ejemplo muy cercano. Nos referimos al edificio que se asciende en la Subida al Bali, una prueba que en este 2015 contó con el patrocinio de MUND y que supuso un éxito de participación y de público.